Post Cuerda Pulsada

Guitarreros históricos de la Escuela Almeriense

 

Joaquín Alonso (Almería, c.1876)

 

Joaquín Alonso era un fabricante de guitarras activo en Almería a finales del siglo XIX. Brevemente aprendiz con Antonio de Torres en algún momento entre 1870 y 1873. Su sello proclama que él es el discípulo de Torres. Él tenía su tienda en la Calle de la Alcazaba.

 

Juan Castillo (Almería, c.1900)

 

Juan Castillo fue un constructor de guitarras en Almería activa en el cambio de siglo. Él tenía su taller en la calle Granada, no. 12.

 

José Pedro Damián Cruz Giménez (Almería, b. 1912-d.1989)

 

José Pedro Damián Cruz Giménez nació en Almería. Aprendió su oficio de Juan Iglesias González, pero parece haber sido sólo un constructor a tiempo parcial, y complementa sus ingresos haciendo otras artesanías de madera.

 

Andrés García (Almería, b. 1807, c. 1840 de 1850)

 

Andrés García nació en Almería en 1807. Al parecer, era un carpintero que construyó también guitarras.

 

Antonio Jiménez de Soto (Almería, c. 1850)

 

Antonio Jiménez de Soto fue un luthier activo en Almería a mediados del siglo XIX.

 

José López Beltrán (Almería, bC.1846 , C. 1900-1910)

 

José López Beltrán nació en la parroquia de San Sebastián, Almería, en 1846 y murió en algún momento después de 1906. Parece haber asistido Antonio de Torres (1817-1892) durante los últimos años de su vida. Etiqueta del esta guitarra se lee "José López Beltrán / Unico Discipulo / de / Don Antonio Torres / Teatro Apolo / Almería Anno 18 [94]" 

 

Juan Moya Castillo (Almería, bc.1875-d.1937)

 

Juan Moya Castillo nació en Almería en torno a 1875, y era hijo de Miguel Moya Redondo, y probablemente aprendió el oficio de su padre. Obtuvo sus gabinetes y guitarras decisiones de vida. Murió en algún momento alrededor de 1937.

 

Andrés Moya Martínez (Almería, b. 1861 activo c. 1880-1930)

 

Andrés Moya nació en Almería en 1861. Él era el hijo de Melchor Moya Redondo. Al igual que su hermano Juan, que fue entrenado por su padre y se convirtió en un fabricante de guitarras respetado. Los Hermanos Moya tenía su tienda en Granada 25, y continuó haciendo guitarras, bandurrias, laudes y hasta alrededor de 1930 clásica y flamenco.

 

Juan Moya Martínez (Almería, b. 1859 activo c. 1880-1930)

 

Juan Martínez Moya nació en Almería en 1859. El hijo del luthier Melchor Moya Redondo, amigo de Antonio de Torres. Juan fue entrenado por su padre, y fue activo en Almería desde 1880 hasta la década de 1930. En 1895, sus guitarras ganaron una primera medalla de premio en una exposición regional. Los Hermanos Moya tenía su tienda en Granada 25, y continuó haciendo guitarras flamencas y clásicas, bandurrias, laudes y hasta las 1.930.

 

Melchor Moya Redondo (Almería, 1827 b -. D 1891.)

 

Melchor Moya Redondo nació en Almería en 1827. Melchor era también el hermano de Miguel Moya. En 1845, Melchor abrió un taller en Almería. Al igual que muchos fabricantes de la guitarra, que parece haber comenzado su vida laboral como carpintero. Tenía dos hijos, Andrés y Juan, que se entrenó. Murió en 1891. Él era un amigo de Antonio de Torres.

Miguel Moya Redondo (Almería, 1846 aC - 1915 dc)

Miguel Moya Redondo nació en Almería en 1827. Miguel era también el hermano menor de Melchor Moya. Lo más probable es que aprendió su oficio de su hermano mayor. Él parece haber muerto alrededor de 1915.También era amigo de Torres, y parece que ha sido elegido por la familia para terminar una serie de guitarras dejado parcialmente completo cuando murió.

 

Emilio Peralta (Almería, vivo c. 1930).

 

Emilio Peralta era un fabricante de guitarras renombre en la región de Almería alrededor de 1930. Además de guitarras, bandurrias, él construyó laudes y otros instrumentos de cuerda pulsada.

 

Joaquín Ruíz (Almería b. 1804 activo 1840)

 

Joaquín Ruiz nació en Almería en 1804. Al igual que muchos fabricantes de guitarras, también trabajó como carpintero. Se le recuerda como constructor de guitarras talento activa en Almería en la primera mitad del siglo XIX. 

 

Juan Ruíz, (Almería, vivo c. 1815)

 

Juan Ruíz era un fabricante de guitarras en Almería activo c. 1815. Es probable que él puede ser el padre de Joaquín.

Antonio de Torres Jurado (Almería 1817-1892) 

Antonio de Torres es considerado el creador de la guitarra clásica moderna. Su trabajo estableció la forma, el diseño y la construcción. Es considerado el Stradivari de la guitarra.

Para entender mejor los aportes que Torres hizo a la guitarra es necesario ubicarnos a principios del siglo XIX, momento en que vuelven a entrar en escena grandes virtuosos del instrumento, que desde entonces tiene la doble vertiente de instrumento popular y de concierto.

Ya hacia 1800 se conocían en España las guitarras de seis cuerdas, aunque las de seis ordenes perduraran aproximadamente hasta 1830. Durante este periodo se establecieron definitivamente ciertos aspectos de construcción propios de la guitarra moderna:

-El varetaje en forma de abanico, luthiers como José Benedit, Juan y José Pagés de Cadiz o Francisco Sanguino de Sevilla utilizaban sistemas de varillas en forma de abanico como refuerzo de tapa

-El diapasón sobre la tapa.

-El puente se modifica añadiéndosele la cejuela con el fin de darle mas tensión a las cuerdas (invento que es atribuido a Dionisio Aguado (1784 1849) en su "Nuevo Método de 1843")

-Se adoptan los clavijeros mecánicos o maquinarias y se modifican las plantillas y los adornos.

Se dice también que para esas fechas entraron de moda en España las plantillas francesas y los adornos de marfil y nácar al estilo de aquel país, y esto se cree que fue posible por la estancia en Paris de los dos guitarristas españoles mas distinguidos de la época Fernando Sor (1778 1839) y Dionisio Aguado (1784 1849). Lo cierto es que ambos conocieron muy bien las guitarras del francés René Lacote, las cuales Sor aconsejaba y sin duda Aguado tocó.

Todo esto obedece a la búsqueda activa en la acústica de la guitarra, que da como resultado la consolidación de los modelos de guitarra en los que se basan tanto la clásica como la de flamenco, llevada a cabo por Antonio de Torres.

Antonio de Torres Jurado, nació en junio del 1817 en Cañada (Almeria).

Se sabe que la familia de Torres se mudo a otro pueblo de Almería llamado Vera, ahí se formo como carpintero y asistió a la escuela. Al gremio de la carpintería se ingresaba como aprendiz aproximadamente a los 12 años y para 1835 Antonio es aceptado como “Maestro Carpintero” en el gremio de esa ciudad. En ese mismo año contrae matrimonio con la hija de un comerciante, Juana María Lopez de 13 años de edad, apenas unos meses después de haber regresado del ejercito en el cual estuvo desde marzo a octubre de 1834. España se encontraba en guerra, Torres fue reclutado y gracias a las maniobras e insistencias de su padre fue declarado no apto para las actividades militares.

Una vez unido a Juana María regresan a instalarse en Cañada. Con el nacimiento de su primera hija en 1836 llegaron tiempos difíciles para la joven pareja. Antonio es obligado a efectuar muchos pagos gremiales y de impuestos obligatorios por la corona real a consecuencia de la guerra, así como la renta de su casa. A consecuencia de esto en 1839 le confiscan maderas y herramientas. En ese mismo año nace su segunda hija, quien muere en 1842, año en que nace su tercera hija y muere al año siguiente, y en 1845 muere su esposa Juana María, victima de la tuberculosis a los 23 años de edad. Antonio deja al cuidado de la familia de ella a su primera hija y se instala a vivir en Sevilla.

Se cree que Antonio hizo su primera guitarra entre 1836 y 1842 y otra versión dice que fue por 1850 en Granada con el guitarrero José Pernas aprendiendo rapidamente a construir guitarras y pronto vuelve a Sevilla.

Si bien es cierto que Torres conoció a Pernas, las fuentes no dejan claro su aprendizaje en esa ciudad, por el contrario, también se sabe que conoció a otros guitarreros en Sevilla y Vera donde si esta claro que paso el período de 1845 a 1866, además de que las influencias técnicas que tienen sus guitarras se aproximan mucho mas a las guitarras de Francisco Sanguino y Manuel Gutierrez de Sevilla; José Pagés de Cadiz y a las de Antonio Jiménez Soto de Vera, quienes estaban activos por el año 1845.

Torres llegó al arte de la construcción de la guitarra sin los prejuicios que el gremio de los violeros venía arrastrando por mas de tres siglos de existencia, llega libre como espectador y no como participante. Al aprendiz de guitarrero se le obligaba a contratarse legalmente con un maestro por períodos entre tres y siete años, luego se podía establecer como miembro individual del gremio. Estas imposiciones terminaron definitivamente en 1834 dejando libertad a todo aquel artesano o artista que quisiera profesar un oficio, sin necesidad del examen obligatorio, por lo tanto Torres se encontró libre para ejercer su vocación.

Cuestiona los preceptos vigentes y al estudiarlos da paso a una nueva interpretación que resultaría en el desarrollo de la guitarra moderna. Recogió de las guitarras de sus predecesores los rasgos organológicos mas sobresalientes, entre ellos el abanico que encontraba en las ideas ya introducidas en la construcción de guitarras en el siglo XVIII.

Torres no tenía antecedentes familiares de guitarreros, sin embargo consiguió unos resultados excelentes. El junto a otros guitarreros privilegiaron muy pronto ciertas maderas despreciadas en otros países de Europa, especialmente las derivadas de palisandros y cipreses que todavía se usan actualmente.

Con la aparición de esta nueva guitarra básica, simple y elegante, con una paleta esbelta y curvas pronunciadas, España se convierte en la cuna de oro de la luthería guitarrística.

Los luthieres guitarreros españoles, pragmáticos, habían comprendido antes que otros que las cajas demasiado decoradas eran bellas en detrimento del sonido, y que un traste decorado, aunque hermoso, era incomodo para el guitarrista.

Alguna ideas y variantes aplicadas por Torres

- Barras armónicas tranversales

- Uso de contrafajas simples en ves de dentadas

- Implantación de abanico de siete espinetas mas dos diagonales

- Establece longitud vibrante de 650mm

- Introducción y sistematización del uso del tornavoz

- Arqueamiento flotante de la tapa

Según la biografía de Alberto Romanillos, Torres habría construido unas 320 guitarras a lo largo de su carrera, de las cuales perduran 66. Torres instauró mediante un proceso empírico un sistema de medidas y de proporciones para las guitarras, basada en una cierta lógica geométrica, que se ha perpetuado hasta nuestros días.

Como dijimos antes, Torres llegó a Sevilla en 1845, poco se sabe de sus actividades entre su arribo a la ciudad y el año 1854, sin embargo en una de las guitarras que conservan de ese mismo año aún es evidente que Torres se encuentra en proceso de aprendizaje técnico. Aunque se sabe que ya para entonces tenía amistad con el guitarrista Julián Arcas (1832-1882) quien logró influirle para continuar de tiempo completo en la guitarra.

Las guitarras Torres se dividen en dos épocas, comenzando la primera en 1854 hasta 1869. Sin duda el desarrollo técnico de Torres se da a grandes pasos pues para 1856 construyo su legendaria guitarra “La Leona” precisamente para Julián Arcas, esta guitarra es una de las primeras en la que uso el tornavoz, este es uno de los períodos mas creativos e intensos de la llamada primera época de Torres, como se puede ver en la guitarra denominada “Cumbre”, en ella Hizo una excelente ejecución técnica, en los motivos ornamentales, con dicho instrumento obtuvo la medalla de bronce en Sevilla en 1858, y en 1859 hizo una guitarra para Miguel Llobet (1878-1938) y en 1864 construyó la primera guitarra para Francisco Tárrega (1852-1909).

De su segunda esposa Josefa Matin Rosada con quien contrajo matrimonio en 1868 nacieron cinco hijos.

Por 1869-70 Torres decide moverse nuevamente y regresa a Almería, dicha decisión seguramente fue tomada por el poco dinero que recibía, asi que decidio poner un negocio de loza y cristal, la depresión económica general de la España de esa época obliga a Julián Arcas a instalar un negocio de harinas y cereales.

Torres se mantiene retirado de la guitarra hasta 1875, desde ese año hasta 1883 produce aproximadamente seis guitarras por año y de 1883 a 1892 doce guitarras por año, esa fue la llamada segunda época. 

En cuanto al barniz de sus guitarras siempre utilizo goma laca aplicada con muñequilla (lustre Francés) y de las maderas que utilizó para sus guitarras, se sabe que las que mas usó son el ciprés, palisandro de brasil, Arce y además hizo algunas guitarras de caoba, algarrobo, cerezo y la famosa guitarra con la caja echa de papel maché en 1862 para demostrar que la tapa es lo mas importante en un instrumento junto con el abanico. Esta guitarra reside en el Museo de la Música en Barcelona.

Para la tapa siempre usó abeto (picea abies).

Sus guitarras no solamente fueron imitadas, también se han falsificado etiquetas que figuran en instrumentos que él jamás construyó, otro detalle es que el nunca firmaba sus etiquetas, sin embargo dado lo extenso de su producción, no es difícil que pueda aparecer en cualquier rincón del mundo alguna guitarra auténtica, sin catalogar aún.  

Post destacados



Post C.Pulsada


Post C. Frotada